Blog

La definición y el futuro de ser una marca.

En la historia de la publicidad y el marketing, las marcas nunca han sido tan importantes o valiosas como en la actualidad.

 

Internet continúa fortaleciéndose para que los consumidores puedan recibir e intercambiar información sobre servicios, productos y marcas.

 

La necesidad de las Marcas continúa creciendo, ganando utilidad y valor.

 

Las marcas tienen un lugar esencial en nuestras vidas y nuestro trabajo, no son solo una identidad para la cerveza y los coches, se han convertido en los mercados centrales de nuestra vida cotidiana.

 

Las marcas no son solo objetos.

 

Una Marca puede ser una persona.

 

Donald Trump es la mayor Marca no-objeto del mundo.

 

Donald Trump divide opiniones y tiene un carácter enigmático que atrae interés.

 

Las marcas pueden ser complejas y tremendamente variables, pero todas tienen una cosa en común; La Publicidad.

 

Entonces Donald Trump es la marca. Él es una marca que funciona en múltiples niveles y se conecta con todos los días de la semana.

Nike es una marca. Nueva York es una marca.

E incluso las marcas que alegan no ser una marca son una marca.

Las marcas tienen un lugar esencial en su negocio.

 

Las marcas son más que un simple símbolo.

 

Las marcas tienen la capacidad de involucrarse y conectarse con las personas, una marca puede atraer y repeler, y tienen una personalidad poderosa que puede influir.

 

Las marcas son personales, pueden ser atractivas y formar relaciones con una audiencia.

 

Una marca exitosa transmitirá el valor percibido de la empresa, creará una impresión y personificará un poderoso mensaje publicitario con solo un logotipo maravillosamente diseñado y reconocible al instante.

 

Una marca puede recibir información sobre nuestros hábitos de compra y seducirnos para que compremos un producto o servicio.

 

Las marcas pueden influenciar generación tras generación.

 

Las marcas son responsables de cambiar e influir en la sociedad.

 

La marca Marlboro creó un estilo de vida que los consumidores compraron, y 50 años más tarde los consumidores siguen comprando este estilo de vida.

 

Una marca posee las creencias que usted compra.

 

Las marcas están constantemente en movimiento, mejorando, influeniando y promoviendo dinero.

 

Las marcas nunca son inmóviles o estáticas.

 

Son dinámicas, entrando y saliendo de mercados, vidas y relaciones.

 

El desarrollo de la marca se originó a partir del primer hombre de las cavernas que intercambió sus mercancías.

 

Pero el surgimiento de las operaciones online que ha ocasionado un mercado internaciona, ha hecho que una marca exitosa florezca, y el desarrollo de la marca ahora es una industria de miles de millones de dólares.

 

Las marcas son una parte esencial de la existencia de todos. Tienen un enorme valor monetario. Y créanme, no van a ir a ningún lado y estarán con nosotros para siempre.

 

Entonces, solo tengo una pregunta para ti.

¿Qué vas a hacer con tu marca?